viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz 2011

Dentro de pocas horas se acaba el 2010... solo decir que GRACIAS a todos los que habéis estado a mi lado durante este año, espero que lo sigáis estando durante el 2011, muchísimas gracias a todos: a mis padres, a mi hermano Luis, a mi abuela y a mis yayos, a mi tía Mayte, a mi tía Rosa, a mi tía Aurora, a mis tíos David y Juan, a mi primo Omar, a mis primos pequeños... a toda mi familia. Gracias también a Olga, Raquel, Coral, Ares, Eli, Lorena, Emma, Patri, Ivan, Enric, por haberme apoyado en uno de los momentos más difíciles de mi vida. Gracias Cristian por haber estado a mi lado el día 1 de enero de 2010 y seguir estándolo el 1 de enero de 2011. A los que no he nombrado pero también han estado conmigo, también gracias. A los que me haya olvidado de nombrar, perdonadme, tengo mi cabeza en otro mundo hoy, pero también, gracias.
A todos vosotros, sois increíbles. Os quiero muchísimo. Nos vemos en el 2011. A todos os deseo lo mejor para el año que empieza, y que nos brinde grandes momentos de celebración juntos.
Un abrazo.

Y no podía despedirme sin una pincelada de colores pastel, dedicada a mi chico, porque sin eso este blog no sería lo mismo: Gracias por no permitir que mi sonrisa se borre, gracias por hacer que viva suspendida en el aire sin caerme, gracias por quererme. <3

domingo, 26 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

Otro año más llega la Navidad, y como siempre, para mí, desde que he empezado a tener uso de (buena) razón llega una de las épocas del año que menos me gusta. Cuando era pequeña me encantaba que las calles se llenasen de luces y vivir esa pequeña "magia" que los padres se inventan con toda la ilusión del mundo, pero cuando uno crece se da cuenta de que no existe esa magia, de que las luces únicamente son malgasto de energía, intentan impulsar a que la gente saque sus asquerosas tarjetas de crédito de sus polvorientos monederos y se dedique a hacer regalos por doquier, sin ningún sentido, sin ninguna ilusión, y convertir lo que debería ser una fiesta religiosa en una CHAPUCERÍA encabezada por las tiendas, el muñeco de Coca Cola, y ese "falso espíritu navideño".
¿Solidaridad? ¡Y un cuerno! Quien es solidario lo es todo el año, y no sólo durante un triste mes...

¿Tiempo de alegría? Alegría... ¿por qué? ¿Para los no creyentes qué sentido debe tener la Navidad? aaaah... sí, espera... hacer comilonas con mariscos, manjares suculentos y recibir regalos, ¡sí señor! Ese es el gran sentido de la Navidad... comer, comprar, seguir comiendo cual pavos que se adornan con lechugas y dulces y se rellenan con carne picada y frutas.

¡Es tiempo de reuniones familiares! ¿No eres capaz de ver a tu familia durante el año? Pues qué triste eres chico... La familia existe para algo, no cae del cielo un día o dos al año.

¡Tiempo de villancicos! Ehmmm... sí, ya, te encanta cantar villancicos, ¡estoy segurísima! Durante tu tiempo libre te dedicas a componerlos todo el año para poder cantarlos en Navidad.

¡Tiempo de regalos! ¿Regalos? ¿Con qué sentido regalas tú? Regalas porque quieres, supongo, no porque toca... ¿o es al revés? Ah... sí, que hay que hacerle regalos a todo el mundo en Navidad y tú también esperas que te regalen muchas cosas y llenar tu armario de presentes que a saber qué día vas a utilizar o a saber cuánto tiempo vas a tardar en ir a la tienda y cambiarlos (¡eh! que en nada vienen rebajas, por el mismo precio te puedes comprar más cosas).

¡Tiempo de estar con las personas que más quieres! Eso serás tú, porque yo... con las personas que más quiero estoy todo el año y justamente en Navidad es cuando menos puedo porque todo está lleno de compromisos de ver a este y al otro y a Peter... Y estar con los que yo quiero estar cuando quiero estar no puedo. Pero eh! estoy segurísima de que te llevas perfectamente con las personas que son tu familia y sólo las ves 1 vez al año para cantar las canciones que te encantan (Villancicos) y esperar que te regalen algo bonito. Lo dicho, me encanta la Navidad. [sarcasmo].

Necesitaba desahogarme.

Feliz Navidad.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Nuevas alas

Hace siete meses que inauguré este blog y hoy parezco ser una nueva persona... aunque quizás "nueva" persona no sea la palabra más exacta, porque sigo siendo la misma, pero hoy soy yo y sólo yo quien escribe, soy yo y sólo yo quien siente, huele, vive... Tras un período de tiempo me he vuelto a descubrir, sé que soy y me siento muy feliz, sé qué es lo que quiero, sé que no hay sapos - príncipes que valgan porque los príncipes no están enmascarados ni se encuentran "por casualidad". Hoy estoy más orgullosa que nunca de mí misma.

Y sí, ya dije que vivía un cuento de hadas, pero no es un cuento de hadas que viene porque sí, es un cuento de hadas que he construido yo, es MI cuento de hadas. Porque quien siembra malas hierbas, recoge zarzales y ortigas, y quien planta rosas, lirios y jazmines, recoge esas rosas, esos lirios, esos jazmines, y por donde va, su aroma permanece. ¿A caso no me merezco ser feliz? Creo que sí, después de pasarme muchos años pensando en los demás antes que en mí, después de haber sacrificado horas y horas de "pasármelo bien" (según algunos), creo que me merezco recoger los frutos que sembré... ¡y qué frutos!

A veces he vuelto a notar que gotas de rocío resbalan por mis mejillas... pero a diferencia de hace siete meses no son gotas amargas, sino dulces, porque el momento más dulce de mi vida es el que estoy viviendo ahora... y ¡qué raro! saben a chocolate :P

Y sí, también existen unos culpables de que sepan a chocolate y no a limón... creo que estos "reos" ya lo saben, porque si algo tengo claro es que nunca nunca nunca voy a dejar de decir lo que pienso/siento, sea bueno o sea malo. Y sé que tengo unos amigos y amigas que valen más que todos los tesoros del océano, una familia que pase lo que pase no dejará que tropiece, y como no puede ser de otra manera, no puedo dejarme a mi chico, que ha conseguido que mi sonrisa nunca se borre de mis labios y que me sienta libre y con ganas de seguir volando... y el culpable de que muchas noches mis lágrimas sepan a fresa, melocotón o... turrón de Suchard.

Gracias a ellos, y a mí misma, mi día a día es una experiencia inolvidable, son días que atesoro. Estudié Derecho para cambiar el mundo, y por fin siento que estoy consiguiéndolo, aunque sea "con cuentagotas", a pasos de tortuga, que contribuyo con un pequeño granito de arena a conseguir aquéllo que una vez me propuse cuando tan sólo tenía 11 años y le dije a mi abuelo en Boí... Y no es baladí decir que todas las playas están llenas de granitos de arena, y que sé, quiero y espero hacer algo muy grande algún día.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Alas

Miro la vida de frente.
No veo la vida pasar,
Vivo la vida,
Disfruto de cada momento,
disfruto de todo lo que me rodea,
aprecio todos los pequeños y grandes placeres,
observo todos y cada uno de los detalles.
Río y me encanta quedarme sin aire,
lloro y me gusta sentir como las lágrimas surcan mis mejillas,
me gusta tener una razón por la que sentir,
y esa razón soy yo.
Yo, porque muchos confían en mí,
yo, porque muchos esperan de mí,
yo, porque cada día hay alguien esperando mi llamada,
yo, porque tengo muchas cosas que dar,
yo, porque hay gente que nunca me defraudará,
yo, porque hay quien me tiene entre algodones,
yo, porque hay quien nunca dejará que caiga,
yo, porque me ayudan a seguir volando en lo más alto,
yo, ¡porque tengo ganas de vivir!

Gracias a todos.
Gracias Cristian, te quiero.





miércoles, 6 de octubre de 2010

Alas del cuerpo humano

Hoy, a mis 23 años recién cumplidos, me hicieron mi primera analítica de sangre... A algunos les dan pánico las agujas, yo antes me incluía entre ellas, pero hay cosas mucho más dolorosas o más importantes que un simple pinchazo, que duele menos que el picotazo de una avispa. Pensaba que me iba a marear y me iba a caer redonda en el suelo, pero ¡NO! otra vez me sorprendo a mí misma y a mis allegados con mi actitud de aprendizaje constante y de curiosidad. Me puse a mirar cómo se llenaban los tubitos de un líquido rojo, de un rojo precioso, que resultaba ser mi propia sangre, que iban a analizar para poder quitarme un quiste seboso en el párpado inferior del ojo derecho.
Cuando acabé el análisis me apreté en el pinchazo, pero debí apretar flojo porque ahora mismo tengo un moratón un poco grandecito... y también un pellizco que me hizo mi madre al ponerme una tirita para que no manchara la camisa blanca mientras trabajaba. Es gracioso, el cuerpo humano es un auténtico puzzle, un engranaje perfecto en que cada acción tiene su propia reacción. Síiiii, ya lo sé, es un principio mundialmente conocido y qué tonto es el que no lo sabe, pero seguro que nunca en la vida os habéis parado a pensar. Es maravillosa la naturaleza, es un milagro ver como todo tiene su por qué, como todo funciona en perfecta armonía.
Me doy un golpe, me sale un morado; me pellizcan, mi piel enrojece; me corto en el dedo y sale sangre, luego cicatriza; me corto el pelo y vuelve a crecer; tengo hambre, como, y mis tripas dejan de hacer ruido; tengo durezas en los pies y las limo con piedra pómez, les pongo crema y ¡magia! desaparecen.
Y esta máquina no sólo funciona con los aspectos físicos, es impresionante lo que la mente puede hacer, y cómo el cuerpo propio responde ante los estímulos que uno va recibiendo.
Estando triste, mi estómago estaba encogido, mi cuerpo no quería comida, me costaba respirar, no podía dormir, tenía una gran herida y tenía que cicatrizar de algún modo, mi cuerpo lo sabía, mi mente lo consiguió, con ayuda de unos y de otros.
Le pasa algo feo a alguna persona allegada, parece como si una fuerza extraña me empujara a moverme, evitase mi cansancio, todo para conseguir que esa persona esté bien. Me siento fuerte como una montaña, y sería capaz de arrastrar la piedra más pesada del mundo si eso hiciese que esa persona estuviese mejor.
Soy feliz, parece que en mi cabeza haya música todo el día, mis pies se mueven solos, mis manos también, me despierto cada día con alegría, con ganas de comerme el mundo.
Llega alguien, mi barrigua está inquieta, parece que haya 10.000 mariposas revoloteando y estén estallando burbujitas en mi pecho, fuegos artificiales en mi cabeza, hormigas en mis pies. Me da un beso... y esas sensaciones se multiplican por 1.000. Mis labios no dejan de estar arqueados en forma de C, no paro de reír, mis ojos brillan.
Voy a cenar con mis amigas, otra vez mariposas (ahora menos), mi vista agudiza y busca con esmero alguna prenda de vestir que combine para la ocasión. Mi sonrisa no se borra de mi rostro.
¡Qué sabio es el cuerpo humano, que sabe expresar todas y cada una de las emociones! ¡Cómo me gusta este puzzle! ¡Cómo quiero cuidar este engranaje para que nunca se estropee!

lunes, 27 de septiembre de 2010

Mis alas tienen 1 año más, un cuento de hadas.



Hoy, a las 12 de la noche, cumpliré un año más. Veintitrés años, ¡y qué rápido han pasado! Cualquiera diría, al verme pasear por la calle un sábado, que soy licenciada en derecho desde hace un año con premio extraordinario de carrera y que, con los tiempos que corren, tengo trabajo de lo que yo he estudiado, donde he aprendido (porque ya hace más de un año que estoy allí) tantísimas y tantísimas cosas, y donde me estoy formando para ser la mejor en mi oficio.

Uy! ¡Qué alto aspiras! Siempre he aspirado alto, siempre he querido ser la mejor, a pesar de mi carácter dulce siempre he sido competitiva y siempre lo seré, porque me marco mis propias metas y las he ido consiguiendo. Tengo un currículum envidiable y envidiado por muchos, tengo una familia que a más de uno le gustaría estar en mi lugar, tengo unas amigas cuyo valor para mí es incalculable y a las que me gustaría poder ver cada día y apoyar en todo lo que necesiten, del mismo modo que me han apoyado ellas a mí. Tengo a mi chico... que cada día me deja sin palabras.

Bien, cumplo un año más. Toca hacer balance, como siempre, de lo bueno que he tenido este año. Y no sería un buen balance sin tratar, también, de las cosas malas. Pero antes, mejor pongámosle un título... ¿Cuento de hadas? Yo creo que sí, me parece estar viviendo un auténtico cuento de hadas.

Empecé mis 22 años con una camisa roja, acabo mis 22 años con una camisa blanca. Empecé mis 22 años con el pelo "corto", los acabo con el pelo bastante largo, rizado (mis bucles siempre me acompañan), y más claro, con unas mechas de color castaño, para darle más vida, porque yo misma ahora tengo más vida que cuando empezaron mis dos patitos. Empecé mis 22 años pesando 61kg, los acabo pesando 58. Los empecé sin hacer deporte alguno, los acabo comiendo muchísima verdura y saliendo cada domingo, cueste lo que cueste, durante una hora al menos en bicicleta (y sí, ¡me acuerdo de pedalear!).

¿Qué he vivido? He vivido una crisis económica "elefántica", realmente da auténtico miedo el porvenir de estas sociedad, ver cada día como familias y familias se van a pique, como más de una empresa no puede pagar a sus propios trabajadores, y oír hablar de brotes verdes (¡qué risa!)... Viví momentos felices acompañada de personas que ya no quieren estar, también viví momentos pésimos que hicieron que sintiera que había tocado fondo, que no tenía alas. Pero de todo se aprende, y todo pozo tiene su final, todo pozo tiene su cuerda y yo aprendí a escalar, mis amigos me enseñaron a escalar, mis amigos y mi familia me ayudaron a escalar; me he visto tomando decisiones muy importantes y complicadas que me daban pánico y sí, lo superé y con creces.

¿Y hoy? ¿Quién soy? Después de un verano algo corto pero con muchísimas sorpresas, puedo decir que soy una chica que va a cumplir 23 años MUY FELIZ, con un gran éxito académico a sus espaldas y un gran éxito académico y profesional por llegar, con un gran éxito en el terreno personal por alcanzar, con muchísimas esperanzas puestas en su propio futuro, con muchísimas esperanzas puestas en sus amigos, con más esperanzas, si cabe, en su nueva relación (por la que cada día se escapa una lágrima de emoción y de felicidad, gracias por estar a mi lado, ¡¡te quiero muchísimo!!), con muchísimos años más por vivir, ¡cada uno de los que quedan más feliz que el anterior!

Y ¿Qué puedo destacar de mis 22? Que los empecé cuando acababa de conocer al que hoy es mi chico, que ahora mismo para mí es una persona maravillosa, de la que estoy muy orgullosa, de la que me encanta ir cogida de la mano y con la que espero vivir muchísimos años más, que la quiero muchísimo, y que para mi, hoy por hoy, representa mi futuro personal :). ¡Te quiero <3!

¿Qué espero de los 23? Que sean más felices que los 22, mucha más gente nueva por conocer y que vale la pena, a mis amigos a mi lado y yo al suyo, y que mi chico siga estando muchos años más.

A todos los que habéis compartido mis 22 años conmigo, estéis o no, queráis estar o no, GRACIAS.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Mariposas de plata


Dejando mi dulzura al lado, hoy voy a "hablar en plata", estoy cansada de que la gente crea que yo soy idiota y que no me doy cuenta de las cosas ni sé que me critican a las espaldas. Sí, soy dulce pero también tengo mis "pequeños prontos", y ya estoy cansada de muchas cosas.
Sólo tengo que decir 9 cosas a todo aquél que se dedica a criticar, juzgar o hablar a mis espaldas de lo que no sabe o de lo que no le incumbe en modo alguno.





  1. No tienes ningún derecho a criticarme, ni mucho menos a juzgarme.
  2. No sabes cuál es mi historia, no sabes lo que yo he vivido.
  3. No me conoces, no te has molestado en conocerme, no sabes cómo pienso.
  4. No sabes el daño que he sufrido y me han podido hacer.
  5. Es MI vida, y NO tienes ningún derecho a meterte en ella, ni tampoco a criticarla.
  6. Si he hecho algo que NO te gusta, me lo dices, no me critiques por las espaldas.
  7. MI vida la vivo YO, y tú, si no soy tu amiga/novia/familiar NO tienes nada que hacer en ella, NO te importa.
  8. Tú tienes tu vida, yo la mía. Si tan aburrida es tu propia vida que tienes que dedicarte a opinar, meterte o juzgar las vidas ajenas, piensa en cómo amenizar la tuya o busca asuntos más importantes de los que preocuparte.
  9. Ni si quiera te has molestado en llamarme o decirme algo por msn/facebook (y eso es gratis). ¿Qué narices haces criticándome? NO te importo ni te importa nada de lo que yo haga.
Por cierto, si querías saberlo, yo no te deseo ni le deseo a nadie ningún mal, es más, yo soy MUY FELIZ, muchísimo, y quiero muchísimo a las personas que me apoyan y rodean, mis grandísimas amigas que me han apoyado tantísimo en los malos momentos, a mis buenos amigos, a mi familia y sobretodo a mi chico Cristian. Tengo otro tipo de preocupaciones.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Mariposas al vuelo

Es curioso cómo crecemos las personas...
La mayoría crece gradualmente, a medida que cumple años, su mentalidad va cambiando y poco a poco tiene más sensatez y sus ideas más claras.
Es curioso, a mí eso no me ha pasado de forma progresiva, he tenido que crecer de golpe al ver que mi vida no era lo que yo quería, he tenido que crecer de golpe y tomar mis propias decisiones para conseguir lo que yo quería, cambiar las cosas que no me gustaban, pasar de ser una niña a ser una mujer, he tenido que crecer de golpe y pasar de larva a mariposa, desplegar mis alas y emprender mi propio vuelo...

Larva. Mariposa. Niña. Mujer.

Yo tengo mi vida, respeto la vida de los demás, hago todo aquello que me apetece y puedo permitirme, trabajo, trabajo mucho, y me labro mi propio futuro como una hormiguita... sí, soy una mariposa hormiga: por mucho que vuele por las nubes y que viva en mi propio mundo, en el que el cielo y el sol brillan más que en ningún otro, tengo los pies en el suelo, sé dónde, cómo y cuándo tengo que estar en cada momento, sé qué actitud debo tomar ante cada una de las situaciones que se plantean, y eso lo he aprendido equivocándome, como todo ser humano.
Acabó una etapa, empezó otra, acabó mi primer amor, empezó otro, cada uno es distinto, cada uno es diferente, cada uno se merecía y se merece sus propias cosas, y no se pueden tratar por igual, porque no lo son, amor adolescente, amor adulto.

Larva. Mariposa. Niña. Mujer.

Crecer... crecer como persona, eso es lo que hago y lo que quiero hacer, y cada día más, pensar de forma más sensata, ser capaz de conseguir lo que me proponga, dar todo lo mejor de mi a quien se lo merece, darme a mí misma todo lo mejor de mí, preocuparme por quien debo preocuparme, preocuparme por las cosas que tienen importancia, buscar todo aquello que me haga crecer, alcanzar lo que siempre he querido ser, encontrar mi trampolín para saltar a la piscina, encontrar la corriente de aire que me eleve más arriba de las nubes... a lo más alto.

Larva. Mariposa. Niña. Mujer.

Ser feliz.

Larva. Mariposa. Niña. Mujer.

Ser feliz conmigo.

Larva. Mariposa. Niña. Mujer.

Ser feliz contigo. No volverme a equivocar en mis pasos.

Larva. Mariposa. Niña. Mujer.

Quererme, quererte.


lunes, 6 de septiembre de 2010

Mariposas en tren

Parece mentira el sinfín de sensaciones que puede causar un medio de transporte.
El coche, normalmente, me produce agobio, además de marearme y de hacerme sentir enjaulada. Del avión no puedo hablar, no he subido nunca, pero me encantaría, y espero poder subir pronto porque algún proyecto tengo en mente, y sentir, por fin, esa sensación de volar... Del barco... ¡qué decir del barco! esa sensación de libertad absoluta y a la vez soledad, en medio de un mar inmenso, sentirse vacío y a la vez lleno... ver cómo, a pesar de ir despacio y de haber mucha distancia se llega al destino deseado, cómo las olas repican sobre popa y proa, como lo mecen cuando estás intentando dormir en tu cama, recordando aquella mecedora que todos hemos tenido de bebés, que usaban las mamás para conseguir que conciliásemos el sueño por unas horas...
Será cosa de familia, pero mi medio de transporte favorito es el tren. Esas máquinas imponentes, capaces de mover toneladas y toneladas de hierros, por encima de dos simples raíles, apoyados sobre fuertes traviesas, de madera o de hormigón... que pasan de pueblo en pueblo, donde te sientas, sin ningún tipo de preocupación, ves pasar las nubes, los árboles, a veces paisajes impresionantes en los que se aprecia la increíble fuerza y el incalculable valor de la naturaleza, donde puedes leer, incluso dormir, acompañado de un leve traqueteo y de una música, a mi parecer, encantadora... Quizás es porque desde bien pequeña he viajado en tren, quizás es porque he ido en tren a lugares preciosos o bien en días que han sido muy importantes para mí, quizás es porque me trae a alguien especial.
Levantarme a las 6.50 de la mañana antes era un suplicio, ayer me levanté con alegría, ganas de correr, salí de casa a las 7.20 feliz (¡siendo un domingo!), anduve por el puente, observé cómo salía el sol, los colores que se reflejaban en el agua del río... me subí al tren bastante nerviosa. Cuanto más me acercaba a la estación de Sants, más nerviosa me ponía, cientos de mariposillas revoloteaban en mi barriguita... al bajar del tren ya eran miles, y al mirar y no verle... millones. Al verle aparecer, se triplicaban, y al darle un abrazo, un beso y cogerle de la mano...
Cuando llegas, y salgo de casa para venirte a buscar, viene una mariposa más por cada paso que doy y llego más cerca de la estación, cruzo esa puerta, oigo el anuncio de que el tren, y mi cielo, están a punto de llegar, veo el tren llegar, veo gente salir por las puertas, subir las escaleras... y ahí estás... y no caben más mariposas ya.
Y ésto es sólo el principio, aún no hemos viajado juntos...
Es triste, sin embargo, cuando llega el momento de la despedida, y ves que te vas en ese tren que te ha traído tantas alegrías, y ver que se va en ese tren que me lo trajo aquél día... ver que se aleja, pero saber que pronto volveré o volverás, y esperar con ganas ese próximo día, y con más mariposas, si cabe, revoloteando, otra vez, en mi barriguita.
Dime si esto no es un tesoro...
Las mariposas, al igual que tú y yo, van en el tren.

miércoles, 25 de agosto de 2010

¿Dónde vas mariposa?




¿Dónde vas?
No lo sé
¿Por qué vuelas?
No lo sé
¿Sabes algo?
Sí, sé que estoy en este barco, que soy feliz, y que iré donde él me lleve... porque es mi vida, y de nadie más.
¿Sólo eso?
No, también sé que te quiero, que me volviste a coser las alas y me alzaste al vuelo. Me hiciste volar encima de una nube y acariciar las estrellas con la punta de mis dedos. Me hiciste ver los colores de la vida, me hiciste saber cosas que ni el más sabio de la tierra podría llegar a conocer. Y ... ¿sabes qué más sé? que tú también estás en este barco de mariposas, conmigo, y que por esto estoy muy feliz.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Alas rojas












2 rosas rojas, una de mi hermano, otra mía. 2 besos al aire.
Para mi abuelo, que nos ve desde el cielo desde hace 7 años.

domingo, 25 de julio de 2010

Alas



A veces, cuando uno cree que tiene la vida solucionada, que todo va como la seda, que está todo perfectamente arreglado, alineado, y que cada día es igual... se da cuenta de que no es feliz, que hay cosas que no le gustan, que sus castillos se rompen en pedazos pequeñitos, al igual que sus sueños, se desvanecen por momentos. Es en ese momento en el que la expresión de los ojos, que debería ser brillante y feliz cambia, y únicamente demuestra tristeza, buscando desesperadamente aire libre, esperando humedecerse de alegría. Entonces te das cuenta de que no quieres seguir viviendo así, que quieres cumplir tus sueños, que eres joven, que tu camino no sigue el mismo rumbo que el de los que te rodean, que quieres cambiar, que no eres feliz y quieres serlo.

Tomar aquella decisión quizás fue lo más duro a lo que me he enfrentado hasta ahora, ha roto completamente lo que era mi día a día, pero levantarme por las mañanas me ha costado menos, mis pies caminaban solos, bailaba con el viento, me sentía (y me siento) con fuerzas y esperanzas, con muchas ganas de cumplir mis sueños, con muchas ganas de triunfar en lo que me proponga... ¡Acerté! ¡Lo necesitaba! Ver el mundo con otros ojos, con los míos, volver a ser yo, tener mis pequeñas y grandes ilusiones, ver que se cumplen, y que me estaba perdiendo muchas cosas que ahora voy a conseguir.

Me he vuelto a enamorar, otra vez, a sentir maripositas en el estómago cada vez que me roza la mano, a tener ganas de verle y ponerme muy nerviosa los minutos de antes, ruborizarme al verlo y querer esconderme detrás de un árbol, pasarme horas hablando con él al teléfono y que parezcan segundos, esperar con ansia el mensaje de cada noche, dormirme con una sonrisa, abrazar la almohada y soñar que lo abrazo a él, oler la camisa que llevaba el último día que lo vi, olerla, y comprobar que aún huele a ese tierno abrazo de despedida... y llorar como una idiota porque se va, porque voy a tardar días en verle, porque le voy a echar de menos, y emocionarme al escribirle algunas líneas románticas, sentir cosquillas y que mi piel se eriza al leer libros románticos o escuchar mis canciones favoritas...

¿Es un sueño? No, es todo verdad.

Qué bonito parece todo, qué momentos más preciosos estoy viviendo... la verdad es que sí, pero no es oro todo lo que reluce.

Yo creí que tenía unos amigos a los que veía cada día, con los que hablaba cada día, con los que nunca crucé una palabra deshonesta, a los que siempre he respetado, sonreído, intentado ayudar, a los que siempre he tratado bien. Supieron que mi vida estaba cambiando, supieron que no pasaba por buenos momentos, vieron que yo seguía siendo la de siempre y me preocupé de hacer que la persona a la que le rompí el corazón no se sintiese solo... y ahora la que se siente sola soy yo. Ni una llamada, ni un mensaje, ni un comentario por facebook, NADA. ¿Eran mis amigos? Me duele darme cuenta de que no, porque a un amigo no se le deja solo, a pesar de que le haya hecho daño a otro amigo tuyo. Las cosas de pareja son cosas de pareja, y si los 2 realmente éramos amigos suyos, no debieron dejar a ninguno de los dos de lado ni juzgar esa relación rota. Lo han hecho, y yo ahora, ¿Qué tengo que hacer? No quiero llorar muchas noches por esto, pero realmente soy una persona muy llorona, y si algo me hace daño... no puedo remediarlo. Y sí, me hacen daño no habiéndose preocupado por mi en 2 meses, y que haya sido yo la que haya tenido que ir a ellos a disculparme por no haber sabido reaccionar.

No todo es malo, mi refugio está en mi misma, mis amigos de verdad han seguido a mi lado, se han preocupado por mí, han evitado que yo esté mal, que me preocupe por lo que no debería, que nada me haga daño, me han seguido protegiendo, porque eso es lo que se hace cuando se es amigo, proteger, ayudar, estar ahí en lo bueno y sobretodo en lo malo. Me alegra mucho saber que os tengo, que estáis a mi lado, y que no os voy a dejar ir.

También he tenido sorpresas, gratas sorpresas, un correo electrónico me hizo darme cuenta de que tengo una amiga más que no había apreciado durante un año entero.

Empiezo una nueva vida, unos nuevos sueños, y pronto, unas nuevas vacaciones. Empiezo un nuevo amor, con muchísima ilusión. Voy a vivir los días a tu lado como si fuesen los últimos, a darte todo el cariño que esté en mis manos, a conseguir mis sueños contigo, caminar a tu lado, conseguir también los tuyos... Sonreír, dormir, jugar, correr, viajar, ilusionarme, llorar, caminar, celebrar, cantar, saltar, bailar, soñar, regalar momentos, hacer regalos, disfrutar del tiempo, nadar, remar, navegar... pero sobretodo volar de tu mano, y disfrutar de todo lo que viene y de todo lo que vendrá, porque te quiero, porque me haces volar, porque me ayudaste a desplegar otra vez mis alas, y porque ahora, "cuando el amor ya no es un drama, sino magia, que de repente convierte a la vida en la cosa más simple bella del mundo, todo encaja a la perfección. Y mi realidad es exactamente como la había imaginado".
Gracias a todos, gracias a ti, Cristian. Os quiero, te quiero, te amo.

PD: Si alguien se ha sentido identificado con este relato, que es de mi vida real, me gustaría que me lo hiciese saber, y que me dijese si realmente le ha gustado.

martes, 29 de junio de 2010

Alas de felicidad

Sólo puedo decir GRACIAS...

Gracias a la vida por darme estos 22 años llenos de momentos felices, y gracias a mi vida por haberme presentado a personas maravillosas.
Gracias por haberme dado mi familia, que siempre me apoya, que nunca se va, que aunque sea un poco roñosa y haya cosas que no le gusten, siempre está ahí y da sabios consejos.
Gracias por haberme dado la oportunidad de estar al lado de una persona durante 6 años y medio.
Gracias por haberme dado a unas amigas que no me las merezco, que siguen ahí a pesar de haberles fallado.
Gracias por presentarme a un motero-heavy genial :), que sigue sorprendiéndome día a día...
Gracias por darme la oportunidad de conocer a alguien, con un dragón azul, que ha hecho cambiar mi vida radicalmente. He pasado el mejor fin de semana de mi vida a su lado, me he sentido en una nube flotante las 24 horas del día, me ha hecho llorar de alegría, me ha hecho sentir tan feliz... no tengo casi palabras para describirle hoy, sólo ansío con muchísimas ganas el día en que le vuelva a ver, porque cada segundo a su lado es inolvidable, el ruido a su lado es música, las cosas feas se vuelven bonitas, el frío se vuelve calor, las flores marchitas vuelven a florecer, hasta las rosas secas que me regaló parecen tener vida propia cada mañana perfumando mi habitación.
Gracias por hacerme fuerte, valiente. Estoy orgullosa de mí misma, y de todo lo que hago y he hecho a lo largo de estos 22 años y 9 meses. Tengo mucha fuerza, soy una luchadora, y voy a dar todo lo que tengo para conseguir todo lo que quiero y estar al lado de las personas que quiero, porque quiero triunfar y quiero seguir volando lo más alto posible, porque todos los que me rodean me apoyan, porque mis pies tocan fuerte en el suelo y me permiten saltar, porque mis alas se despliegan y baten el aire cada vez que me supero... y ¿sabéis qué? me encanta superarme.
Por todos vosotros, por mi jinete del dragón azul, por mi, prometo no volver a fallar, prometo ser feliz, prometo ayudaros a ser felices.

martes, 22 de junio de 2010

Alas de nobleza

Hoy me gustaría hablar de la nobleza. Y para ello, antes me gustaría empezar por su definición:

noble.

(Del lat. nobĭlis).

1. adj. Preclaro, ilustre, generoso



¿Quién no ha conocido a alguien noble en su vida? ¿Y qué no es noble?

Hay muchas profesiones en este mundo, pero hoy, viendo la televisión, me he dado cuenta de que hay dos que me repugnan especialmente: espías y paparazzis. Creo que coartan tremendamente la intimidad de una persona, a la que todos tenemos derecho, e incluso disfrutan haciéndolo, vulnerando un derecho fundamental, constitucionalmente reconocido, también en la Declaración de Derechos Humanos, y amparado por todos los Tribunales del mundo democrático, nacionales e internacionales.
A mi me entristecería mucho verme así: preocuparme por ir a ver qué hace una persona que es ajena a mí, y dar parte de ello, cuando para nada me incumbe qué hace con su vida, y nada tiene que importarme porque debería centrarme en la mía y darle más importancia, o buscar otro entretenimiento y dejar al resto de personas en paz... ¡qué pena! No creo que sea para nada un oficio legítimo... creo que es ciertamente denigrante para el espía o paparazzi tenerse que dedicar a ello, de la misma forma que demuestra muy poco la persona a la que le importa más la vida del resto que la suya propia... Vaya, espía o paparazzi son todo lo contrario a una persona noble.

¿Quién es noble, para mi?
Aquella persona que, a pesar de todo, siempre está a tu lado, haga frío, nieve, llueva, haga calor, estemos a 40º a la sombra o a -15º al sol... Aquella persona que demuestra que te aprecia, aquella persona que te demuestra que le importas día a día, aquella persona que permite que crezcas cada día más, aquella persona que te permite admirarte a ti mismo, aquella persona que no opina de aquello que no debe opinar, aquella persona que te deja ser libre, aquella persona que al decir una cosa, actúa siempre en consecuencia sin ser incoherente, aquella persona que consigue hacerte emocionar cuando te abre su corazón, porque no le da vergüenza, porque te lo entrega, porque es generoso. No será la persona más rica, ni la persona más culta, pero es la persona más ilustre.

¿Conocéis a alguien? Yo sí, un cielo azul que brilla cada día, un motero que me asusta al coger las rotondas, y unas muy grandes amigas. Y, ¿sabéis qué? las quiero, muchísimo, porque son mi tesoro más grande y sí, son la nobleza que existe en mi vida.

Cristian, mi cielo. Iván, mi motero-heavy. Olga, Raquel, Ares, Patri, mi juventud.

lunes, 21 de junio de 2010

Alas impacientes


Alas impacientes porque el tiempo pasa despacio...
Alas impacientes de vivir un momento tan dulce como el chocolate...
Alas impacientes de correr por la playa...
Alas impacientes de sentir la brisa del mar en mi pelo...
Alas impacientes de recibir un abrazo...
Alas impacientes de oler el perfume de una rosa...
Alas impacientes de regalar un detalle...
Alas impacientes de invitar a beber a alguien sediento...
Alas impacientes de ser un poco más feliz mañana...
Alas impacientes de sentir cosquillas en mi estómago...
Alas impacientes de hacer algo atrevido...
Alas impacientes de comerme un gran helado de chocolate...
¡Alas impacientes del fin de semana!

sábado, 19 de junio de 2010

Alas de murciélago


Llevo una semana sin muchas palabras que escribir, se me ocurren frases sueltas y las que me gustan las acabo publicando.

Hoy tocan alas de murciélago, lo encuentro un bicho muy repugnante, de la misma manera que me repugnan los valores de la sociedad, el tanto tienes tanto vales, la hipocresía, el decir una cosa y actuar de forma contraria, o, simplemente, las enemistades. Un falso abrazo, un apretón de manos entre 2 personas que no se llevan bien, sonreír y hacer ver que algo te gusta cuando no...

Considero que el mundo tiene cosas demasiado bonitas como para hacer que se odien las personas, aunque lo hagan de forma "teatral" y detrás de las cámaras o de los platós se den abrazos.

Considero que en la vida hay cosas más importantes que deben captar más nuestras atenciones que unas simples rencillas y enemistades, que hay proyectos comunes que deben primar más que una canica perdida en un recreo. Porque estoy harta de ver caras tristes, enfados, gritos, peleas... hoy tocaron alas repugnantes de murciélago, porque a mi, todo esto, me repugna y porque la vida se puede ver de otra manera y yo no voy a dejar de luchar para poderla ver así, y para poderla mejorar, ni que sea con un pestañeo de mis ojos.

Para acabar, una canción que me encanta, no todo iba a ser malo. Hoy he descubierto esta versión navegando por Youtube, aún no la había escuchado.





miércoles, 16 de junio de 2010

Alas libres


¿Por qué me haces sentir libre?¿ y por qué he empezado a mover las alas y emprender el vuelo? Me gusta

Alas de canción





Siempre me ha gustado esta canción, y hoy mis alitas la cantan :). Empieza a tener sentido porque Σ 'αγαπώ ♥



There is something that I see
In the way you look at me
There's a smile, there's a truth in your eyes

But an unexpected way
On this unexpected day
Could it mean this is where I belong
It is you I have loved all along

It's no more mystery
It is finally clear to me
You're the home my heart searched for so long
And it is you I have loved all along

There were times I ran to hide
Afraid to show the other side
Alone in the night without you

But now I know just who you are
And I know you hold my heart
Finally this is where I belong
It is you I have loved all along

It's no more mystery
It is finally clear to me
You're the home my heart searched for so long
And it is you I have loved all along

Over and over
I'm filled with emotion
Your love, it rushes through my veins


And I am filled
With the sweetest devotion
As I, I look into your perfect face

It's no more mystery
It is finally clear to me
You're the home my heart searched for so long
And it is you I have loved
It is you I have loved
It is you I have loved all along

martes, 15 de junio de 2010

Alas de cielo y nubes


Por esa persona que cuando está a mi lado me hace tocar el cielo con la punta de mis dedos.

Ahora es cuando creo que soñar no es ninguna tontería.


Gracias

Σ 'αγαπώ ♥

domingo, 13 de junio de 2010

Alas de hilo de seda

Ayer me compré unos pantalones para ir a trabajar bien elegante y me iban un poco largos, así que con mi madre me he puesto a cogerles el doble...
Sí... he cosido un poco, he puesto alfileres, he pasado un hilván y ahora he cogido el hilo y la aguja y he construído ese pequeño doble que hará que mis pantalones no se arrastren.
Coser es construir, y yo a lo largo de mi vida voy cosiendo mi futuro, poco a poco y con mucho cuidado, como las hormiguitas que acumulan con mucho esfuerzo toda la comida para no pasar hambre mañana.
Hoy, mientras hilvanaba los pantalones con la aguja y el hilo blanco, haciendo grandes puntadas, me he sentido pasando un hilván por lo que en el día de mañana se convertirá en mi felicidad.
En mi vida hay grandísimas personas que se merecen lo mejor, y yo, porque las quiero muchísimo, les voy a dar lo mejor de mi, porque verlas felices a ellas me hace ser feliz a mi. Sé que ellas también me van a dar a mi todo lo que necesito, de hecho ya lo hacen. Sólo quiero cuidarlas, como hacen conmigo, y este cuidado y cariño que quiero darles es este hilván del que hablo.
Y vigilad, porque para hilvanar, también se usan alfileres, y aquél que intente hacerme daño o acercarse maliciosamente estoy segura de que se va a pinchar (jijijiijij :P).
Hoy no tengo muchas ganas de escribir...
Vuelvo a repetir esta frase que hoy se me ocurrió... y es que hoy pasando el hilván que mañana será mi felicidad... porque sí, soy feliz, me hacen feliz, y seré feliz.

我爱你。天上的月亮

¡Feliz cumpleaños, Álex!

jueves, 10 de junio de 2010

Alas de tirita



Alas de la tirita que me permitió otra vez volar y acercarme a la luna.




Gracias, cielo, por dejarme ver el sol que tapaste un día nublado.

martes, 8 de junio de 2010

Ángeles de la guarda

Hoy no son Alas de... hoy son ángeles de la guarda, que también tienen alas.
Y es que cada día cuando me levanto, y cada día cuando me acuesto me doy cuenta de que tengo muchos angelitos protectores, que no dejan que me caiga.

Uno no está, bueno, sí está, en el cielo, y desde ahí me ha cuidado y me cuidará siempre, aunque le echo muchísimo de menos, sobretodo cuando consigo esos éxitos que le harían estar muy orgulloso de mí.

Mi otro ángel ha estado siempre y me ha dado la vida, evita que me caiga pero a veces no escucho sus consejos aunque debería, porque suelen ser sabios. Esos abrazos de mi hermano inesperados, que demuestran que ante una apariencia de piedra heavy hay un grandísimo corazón, me deshacen :).

Otro angelito, porque sí, es pequeñín, aunque viva muy muy lejos siempre está conmigo, lo llevo a donde voy. Unas palabras dulces de áimo, una flor en el momento preciso, fotografías que inmortalizan el presente, sonrisas en todo momento, ojos brillantes de felicidad, lloros de alegría y de emoción, elevarme al cielo y tocar las nubes y no dejar que me caiga... ¿Quién me lo iba a decir?

Mi otro angelito, aunque ciertamente "duro" y algo desaliñado (suerte que se ha quitado esa perilla que tan poco me gustaba, aunque no me dejó hacerle ninguna trenza xD)... 1 helado de chocolate en el momento preciso cura más que cualquier medicina :), y esos gestos tan desinteresados... GRACIAS!! ¡Hoy sé que soy de azúcar!

Sólo quedan mis angelitas, que siempre están ahí, y que se enfadan cuando me ven enfadada, que lloran cuando me ven llorar, y que se ríen cuando me ven reír... porque siempre han sabido escuchar. ¡Este verano quiero bañarme con vosotras en el mar! ¡quiero gritar en la bajada del Dragon Khan!

Son mis angelitos de la guarda... ¡cuántos tengo! ¡qué afortunada soy! ¡yo también quiero ser el angelito de la guarda de alguien!

(Sé que esto no se entiende mucho, pero lo importante es que lo entienda yo y las personas a quien va dirigido, yo lo entiendo y ellas también, así que...)

A mis angelitos, GRACIAS.

lunes, 7 de junio de 2010

¡Voy a pasarmelo bien!


Hoy me he levantado dando un salto mortal
he echado un par de huevos a mi sartén
dando volteretas he llegado al baño
me he duchado y he despilfarrado el gel
Porque hoy... algo me dice que voy a pasármelo bien...
Sé que tengo algunos enemigos

pero esta noche no podrán contar conmigo
porque voy a convertirme en hombre-lobo
me he jurado a mí mismo que no dormiré solo
Porque hoy... de hoy no pasa y voy a pasármelo bien...

Voy a cogerme un pedo de los que hacen afición
me iré arrastrando a casa con la sonrisa puesta
mañana ya si puedo dormiré la siesta
pero esta noche no (esta noche no).
Esta noche, algo me dice... que voy a pasármelo bien...

Bueno, vamos a ver que encontramos
en esta agendilla de teléfonos, nunca se sabe
Marta, María del Mar, Ana, Elena estará?, no sé,
Pero voy a pasármelo bien...

Hoy me he levantado dando un salto mortal
me he quitado el pijama sin usar las manos
dando volteretas he llegado al baño
le he dado buenos días a mis padres y hermanos
Porque hoy... hoy no se porqué, pero voy a pasármelo bien...

Voy a pasármelo bien.
Voy a pasármelo muy bien.
Muy bien, muy bien.
Y voy a pasármelo bien.
Muy bien, muy bien, muy bien.

Y voy a pasar, voy a pasármelo bien.
Hey, hey, muy bien.
Voy a pasármelo bien... hey, hey.
Hey, hey, muy bien.
Y voy a pasármelo bien..
Hey, hey, muy bien.

Muy...
bien...

http://www.youtube.com/watch?v=nmnzivql2eo

domingo, 6 de junio de 2010

Renacer


Hoy una frase que me gustó al leerla, no recuerdo muy bien de dónde, pero es muy bonita sobretodo porque es contradictoria :). A veces estas ideas tienen un significado precioso.

"No me dejaste morir y hoy me has hecho renacer."

miércoles, 2 de junio de 2010

Crisálida

Poco a poco, muy despacio, aunque más deprisa de lo que creía, el tiempo lo ha puesto todo en su sitio. Te has hecho más fuerte aún, y has visto que el mundo sigue girando, conmigo o sin mí. A mi me costó mucho tiempo, a ti, quizás, tan sólo una semana sin verme.

Te he querido mucho como mi pareja, mi soporte, la persona que sostenía la escalera a la que me subía para tocar el cielo, como alguien que me ha complementado, que me ha dado siempre todo aquello que he necesitado. Hoy te sigo queriendo, pero como mi amigo, otro tipo de apoyo, porque hoy he aprendido a volar de verdad.

También tu, al igual que yo, te has dado cuenta de cuán valiosa es la gente que te rodea y a la que a veces, sin darte cuenta, no habías valorado. Yo les voy a dar mi mano para todo lo que necesiten, y sabes que tú no necesitas pedírmelo, que estaré ahí.

La crisálida que me envolvía empezó a romperse, ayer se rompió del todo, me importabas demasiado como para ver que todo cuanto podía hacer te hería, ahora veo que tú, al igual que yo, ansías volar libre otra vez, y ansías sonreírle al viento cada vez que sopla, sentir cada pequeña partícula de agua que moja tus pies... Mis alas por fin se despliegan, ¡y cada día serán más grandes!
Sigue volando alto, yo también lo haré.

Sonríe.

domingo, 30 de mayo de 2010

Alas prometidas

Alas prometidas que en mis sueños aparecen, alas prometidas que me permitirán volar, alas prometidas que poco a poco me ayudais a desplegar.

Pídeme tu un deseo. ¿Qué puedo prometerte yo a ti, a parte de no fallarte? Si tú me has dado la vida, me has enseñado a caminar, me has enseñado a leer, a estudiar... a ti te debo todo lo que soy. Me diste mi cabeza, mi corazón, mis ojos, mis labios, mis manos, mis piernas y mis pies...

Conseguir que sonría es muy fácil, conseguir que durante horas siga sonriendo, es más difícil, pero lo conseguís.

Yo no quiero que me prometan unas alas nuevas, ni quiero grandes promesas de dar la vuelta al mundo, no quiero una gran casa, ni un gran perro, ni lujosos vestidos ni joyas... sólo quiero tener mi nidito donde ser feliz... es lo único que necesito, sois mi mayor tesoro.

Prométeme que siempre cuidarás de mi, que me harás sonreír, y que tendré unos brazos que me abracen cuando necesite un abrazo, que tendré unos labios que besen mis mejillas cuando lo necesite, y un pañuelo que seque mis lágrimas cuando llore de alegría... prométeme que borrarás la palabra tristeza de mi vida.

Os quiero, aunque nunca lo diga.

jueves, 27 de mayo de 2010

Alas de piedra pómez

Quitándome los zapatos esta mañana me he dado cuenta de que mis talones empiezan a tener duricias; no son talones como los que tenía antaño, cuando tan sólo era una niña y jugaba con mis muñecas, las peinaba, les hacía vestidos preciosos con telas que me regalaba mi abuela, cortándolas, y cosiéndolas en su vieja máquina...
Hoy son talones de lo que empieza a ser una mujer, se nota que a pesar de tener 22 años, he recorrido un pequeño sendero lleno de alegrías, tristezas, cambios, amigos, no amigos (nunca me ha gustado la palabra enemigo), amores y desamores, ilusiones y desilusiones, esperanzas que nunca desaparecen, pero sobretodo, muchísima experiencia.
Hoy sigo siendo una niña, pero una niña que crece, sigo teniendo alguna que otra ilusión de niña, y aún me gusta juguetear con cosas de niña, reírme de cosas de niña, jugar con los juguetes de mi infancia, llenar mi cama de peluches, peinar a mis muñecas y vestirlas... Pero también empiezo a ser una mujer, y me doy cuenta de que a lo largo de este camino he sido muy feliz, todas mis tristezas y desilusiones se han borrado, convirtiéndose en un apoyo más, un escalón más que he superado, que me ha ayudado a aprender, y que me ha ayudado a ver mi propia vida de otra manera, que ha hecho que mis alas crezcan, mi corazón se haga aún más grande, y mis ojos se abran más aún, mirando, muy atentamente, y observando todo cuanto me rodea para seguir aprendiendo.
Mi mente lúcida y mi corazoncito me han susurrado al oído: "Patri, tu vida, la vives tú, nadie puede vivir por ti, nadie puede decidir por ti, sólo sigue caminando, y sigue labrando con tantísimo esmero tu futuro, porque en 22 años has conseguido muchísimas cosas, y en los años que te quedan vas a conseguir muchísimas más". Voy a seguir viviendo, es mi vida, voy a desplegar mis alas, voy a volar lejos, y muy alto, lo más alto que pueda... pero sola no quiero estar, necesito de vosotros, de los que nunca me habéis fallado, de los que siempre habéis tenido una palabra amable y bonita para mi, de los que siempre me habéis ayudado a levantar cuando he caído, de los que habéis sembrado las semillas que yo estoy recogiendo... quiero llevaros de mi mano y quiero compartir todas mis alegrías y mis éxitos con vosotros, porque en parte, también son vuestros.
He decidido coger la piedra pómez y limar estas asperezas, poner un poco de crema con mis manos, y dejarlos suaves otra vez, no quiero que se quiebren a mitad del camino, quiero llegar con vosotros hasta el final.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Alas de algodón

Entre algodones me tienes, me has hecho un pequeño nidito, a tu lado, y me cuidas, me proteges. Poco a poco vas poniendo alguna tirita en mis alitas... que muy despacio se abren y empiezan a moverse... Sonrío, a veces sin saber por qué... y otras veces lloro... la mayoría, de alegría, al ver que no estoy sola, que me cuidas, que me das mi pequeña dosis de medicina (un beso en la mejilla), me arropas al dormir, y esperas impaciente a que me despierte, abra los ojos, mueva las alitas y salga polvo de hada, de ese que dicen que te hace volar.
Y cuando voy andando sola por la calle, tan sólo necesito acariciar mi amuleto, mi corazón, que me acompaña a todas partes donde voy, me tranquiliza porque está reposado, y me tranquiliza porque lo has ido curando, poquito a poco, y lo has ido mimando, impidiendo que se rompa en 1000 pedazos.
Y llego a mi casa al salir de trabajar, o de ir a clase, y mientras he cruzado el puente, mirando el agua del río y el verdor del césped, me ha parecido que me seguías, y me ibas animando a levantar un pie, luego otro, impidendo que tropiece con una raya de lápiz (como hacía de pequeña), parando el viento que sopla y me impide caminar...
Tan sólo me queda decir que gracias Sr. tiempo, a ti te dedico mis palabras de hoy por haberme hecho este regalo tan grande, mi gente, mis amigos, mi familia, y en especial tú... Pasa deprisa cuando me ponga triste, por favor, y pasa muy despacito cuando me veas sonreír y veas que mis ojos brillan. Y gracias, cielo, por dejarme ver el sol que tapaste un día nublado.
Entre algodones me tienes...

martes, 25 de mayo de 2010

Alas de escarcha

Una brisa helada recorrió este mediodía mi espalda, congelando las alitas que volvían a salir y convirtiéndolas en escarcha... ¿qué era esa brisa? Desilusión. ¿Por qué? Quizás, porque siempre espero recibir lo que doy, quizás porque esperaba un "hola Patri, ¿cómo te encuentras?" de quien no me lo ha dicho... Pero ... ¿realmente me tengo que preocupar de eso? Yo he sido siempre igual con todo el mundo y he dado todo lo que estaba en mis manos por las personas que me han importado, que no lo hayan apreciado, no hayan querido darse cuenta o no quieran agradecerlo. ¿Tengo que ser tan negativa? Hay personas que me han sorprendido, y mucho, y para bien, a todas ellas voy a nombrarlas, y a todas ellas UN MILLÓN DE GRACIAS, prometo cuidaros como vosotros hacéis conmigo.
A mis amigas, Raquel, Olga, Patri, Ares, porque siempre habéis estado ahí, aunque yo no me haya dado cuenta, haya priorizado otras cosas... pero prometo cuidaros, y cada día más.
A Cristian... qué te voy a decir, si eres un cielo... tu comportamiento a pesar de todo, siempre tan ejemplar, tan altruista, pensando en que yo estuviese bien, y no en tu complacencia o en lo que a ti te gustaría que fuese... Siempre sacándome una sonrisa con cualquier tontería y haciéndome olvidar mis problemillas durante unos momentos...
A Enric, por su apoyo, por no dejarme sola, por aguantar las largas charlas y dejarme explicarte mis quebraderos de cabeza, por venirme a buscar al Aplec, por llevarme a pasear...
A Ivan por esas comidas en el Hamburgo, la cerveza, por hacerme reír, por apoyarme siempre y por hacerme sonreír...
A mi familia... porque siempre están cuando más los necesito, por sus consejos, por su grandísimo apoyo, porque al fin y al cabo, son los que más me quieren.
A mi mami... por todo lo que hace, ha hecho y hará... es, simplemente, la mejor.
Y a todos los que no estáis en esta minilista porque me tendría que extender bastante y no tengo tiempo, pero que habéis hecho algo por mi estos días para ayudarme a sobrellevar un poco más todo esto, que no es fácil a pesar de todo, MIL GRACIAS.

lunes, 24 de mayo de 2010

Alas de Ibuprofeno

Bueno, estoy algo mejor y ya empiezan mis desvaríos xDDD.
¿Alas de ibuprofeno? ¿Por qué? Porque me siguen doliendo las muelas, y no se va el dolor, y llevo tomando ibuprofenos todo el día...
Sí, parece que esté enfadada porque me duelen las muelas, y en parte debería, pero no lo estoy :D. Si estoy viva, es porque existe un equilibrio en mi organismo, y el dolor es cierto desequilibrio biológico, y a la vez la lucha interna para superarlo. Si duele, es señal de que estoy viva, ¿y qué mejor regalo que la vida?¿ y qué mejor regalo que ver salir el sol hoy? ¿qué mejor regalo que un beso de tu madre al darle los buenos días? ¿o beberte el zumo de naranja que tanto te gusta?¿o pasear por el puente, sentir el viento y tener que cogerte la falda porque se te levanta, sonrojándote levemente y riéndote de ti misma?
Me he hecho un autoregalo, aunque realmente era algo que necesitaba :), vivir un día a tope, y comprarme algo que hacía tiempo que quería pero siempre he preferido invitar a la gente que me rodea a algo que ellos realmente necesitaban porque tenían sed, hambre, ilusión de otras cosas... pero hoy, ¡me toca a MI!
¡Y sí! El ibuprofeno lo cura todo

domingo, 23 de mayo de 2010

Alas de carton piedra


Bueno, mis alitas hoy son de cartón piedra, han vuelto a salir, pero aún no me dejan volar. El tiempo lo cura todo, y lo pone todo en su sitio, es el Sr. más sabio que conozco. Poco a poco, despacito, se irán abriendo horizontes, irán apareciendo nuevas metas, y ¿volverán mis ilusiones? de eso aún no estoy muy segura, aunque sé que alguien hará que vuelvan, tarde o temprano.
Estoy bastante cansada (Aplec), aunque no haya sido el mejor aplec de mi vida, he podido disfrutarlo un poquito, cosa que hacía tiempo que no podía. También estoy bastante fastidiada,... no sé por qué, hoy me duelen las muelas del juicio. Mi madre dice que es porque cuando paso nervios o estoy preocupada por algo lo somatizo y el dolor se va a lo que más débil está en ese momento. Creo que tiene razón.
No sé qué haría sin mi mami, la verdad, es mi principal apoyo ahora mismo. Gracias :D

sábado, 22 de mayo de 2010

Alas de papel



Hoy parece que vuelven a salir mis alas, no se acaba el mundo, sigue girando, sigue saliendo el sol, sigue haciendo calor, sigue habiendo luz en mi vida. Sin embargo, tus alas se han escondido, aunque sé que están ahí, y que pronto saldrán. Sal adelante, coge la mano de quien te la ofrece, puedes ser feliz, puedes salir adelante, eres fuerte y eres quien me ha enseñado a ser fuerte a mí, no puede ser que el maestro se hunda y la alumna no :)

jueves, 20 de mayo de 2010

Y pasa el tiempo...



Hacía días que no escribía por aquí, pero no están siendo días fáciles.
Mi corazoncito por fin tiene las ideas bastante claras... y al fin me he atrevido a decir lo que sentía. ¿Quitarme un gran peso de encima? Sí, lo he hecho. ¿Sentirme bien? También. Creo que lo necesitaba, no quería alargar más o fingir algo que no era verdad.
Ver mal a una persona que quieres... creo que duele más que darme cuenta de que las alas de mi mariposa estaban rotas. No es fácil.
Segunda oportunidad... no sé cómo saldrá, yo antes de acabar con esto quiero pasar las asignaturas pendientes y hacer todo lo posible que quería y en 7 años no he hecho. Esperanzas, realmente son nulas, o casi nulas...
No hay daño hecho en mi, han sido años muy felices, no hay heridas, estoy bien... las únicas heridas que hay es ver a alguien a quien aprecio muchísimo mal, no poder hacer nada para remediarlo, y no atreverme a dejar las cosas del todo claras, o decirle que no veo posibilidad alguna, heridas que surgen al dejarse querer otra vez y ver que no causan ningún efecto, heridas que salen al recordar cosas que creía que estaban perdidas, al recordar promesas que ni yo sabía que se habían cumplido, al confesarme cosas que en 6 años no se me habían dicho... Es tan complejo.
Ahora mismo mis alitas vuelven a salir, poco a poco, era algo que necesitaba, aunque van muy despacito, más de lo que me gustaría... ¿ilusiones? toda mi vida soñé en mi vestido de novia y en dónde me casaría, el con quien ya lo sabía... ahora los vestidos de novia me parecen repulsivos, de bodas, no quiero oír ni hablar... canciones que siempre me habían gustado ahora mismo les tengo cierto odio.
Es extraño ver todo esto y a la vez no sentirse mal, un poco extraña, pero en el fondo, bien, tranquila, libre.
Siempre me ha gustado este cantante, y esta canción creo que es nueva, aunque la letra se refiere más bien al pasado en mi caso.
http://www.youtube.com/watch?v=-ygNN2ltIe8

jueves, 6 de mayo de 2010

Alas de Cristal de Bohemia


Hoy... el día ha seguido igual...
Sólo hubo una falsa bronca laboral por la mañana...
Mis alas siguen rotas en pedacitos, como cuando se rompe una copa de cristal de bohemia, que contenía el champán que todos usamos para brindar por las fiestas y alegrías...

"Bienvenido a lo incoherente que es querer algo en lo que no puedes creer"

Alas de Cristal


Alas de cristal...

Cuando una cree que es feliz, que ha encontrado a su príncipe azul, abre los ojos... y se da cuenta de que es una rana y que no se ha transformado nunca...
Cuando una cree que es feliz y se le cae el mundo encima cuando se da cuenta de que hay muchas cosas que son de cartón cuando creía que eran de piedra...
Cuando una cree que es feliz y se da cuenta de que vive en su propia mentira...
Cuando las alas de cristal se rompen...
Cuando una se siente frágil...
Creo que estoy rota