domingo, 30 de mayo de 2010

Alas prometidas

Alas prometidas que en mis sueños aparecen, alas prometidas que me permitirán volar, alas prometidas que poco a poco me ayudais a desplegar.

Pídeme tu un deseo. ¿Qué puedo prometerte yo a ti, a parte de no fallarte? Si tú me has dado la vida, me has enseñado a caminar, me has enseñado a leer, a estudiar... a ti te debo todo lo que soy. Me diste mi cabeza, mi corazón, mis ojos, mis labios, mis manos, mis piernas y mis pies...

Conseguir que sonría es muy fácil, conseguir que durante horas siga sonriendo, es más difícil, pero lo conseguís.

Yo no quiero que me prometan unas alas nuevas, ni quiero grandes promesas de dar la vuelta al mundo, no quiero una gran casa, ni un gran perro, ni lujosos vestidos ni joyas... sólo quiero tener mi nidito donde ser feliz... es lo único que necesito, sois mi mayor tesoro.

Prométeme que siempre cuidarás de mi, que me harás sonreír, y que tendré unos brazos que me abracen cuando necesite un abrazo, que tendré unos labios que besen mis mejillas cuando lo necesite, y un pañuelo que seque mis lágrimas cuando llore de alegría... prométeme que borrarás la palabra tristeza de mi vida.

Os quiero, aunque nunca lo diga.

jueves, 27 de mayo de 2010

Alas de piedra pómez

Quitándome los zapatos esta mañana me he dado cuenta de que mis talones empiezan a tener duricias; no son talones como los que tenía antaño, cuando tan sólo era una niña y jugaba con mis muñecas, las peinaba, les hacía vestidos preciosos con telas que me regalaba mi abuela, cortándolas, y cosiéndolas en su vieja máquina...
Hoy son talones de lo que empieza a ser una mujer, se nota que a pesar de tener 22 años, he recorrido un pequeño sendero lleno de alegrías, tristezas, cambios, amigos, no amigos (nunca me ha gustado la palabra enemigo), amores y desamores, ilusiones y desilusiones, esperanzas que nunca desaparecen, pero sobretodo, muchísima experiencia.
Hoy sigo siendo una niña, pero una niña que crece, sigo teniendo alguna que otra ilusión de niña, y aún me gusta juguetear con cosas de niña, reírme de cosas de niña, jugar con los juguetes de mi infancia, llenar mi cama de peluches, peinar a mis muñecas y vestirlas... Pero también empiezo a ser una mujer, y me doy cuenta de que a lo largo de este camino he sido muy feliz, todas mis tristezas y desilusiones se han borrado, convirtiéndose en un apoyo más, un escalón más que he superado, que me ha ayudado a aprender, y que me ha ayudado a ver mi propia vida de otra manera, que ha hecho que mis alas crezcan, mi corazón se haga aún más grande, y mis ojos se abran más aún, mirando, muy atentamente, y observando todo cuanto me rodea para seguir aprendiendo.
Mi mente lúcida y mi corazoncito me han susurrado al oído: "Patri, tu vida, la vives tú, nadie puede vivir por ti, nadie puede decidir por ti, sólo sigue caminando, y sigue labrando con tantísimo esmero tu futuro, porque en 22 años has conseguido muchísimas cosas, y en los años que te quedan vas a conseguir muchísimas más". Voy a seguir viviendo, es mi vida, voy a desplegar mis alas, voy a volar lejos, y muy alto, lo más alto que pueda... pero sola no quiero estar, necesito de vosotros, de los que nunca me habéis fallado, de los que siempre habéis tenido una palabra amable y bonita para mi, de los que siempre me habéis ayudado a levantar cuando he caído, de los que habéis sembrado las semillas que yo estoy recogiendo... quiero llevaros de mi mano y quiero compartir todas mis alegrías y mis éxitos con vosotros, porque en parte, también son vuestros.
He decidido coger la piedra pómez y limar estas asperezas, poner un poco de crema con mis manos, y dejarlos suaves otra vez, no quiero que se quiebren a mitad del camino, quiero llegar con vosotros hasta el final.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Alas de algodón

Entre algodones me tienes, me has hecho un pequeño nidito, a tu lado, y me cuidas, me proteges. Poco a poco vas poniendo alguna tirita en mis alitas... que muy despacio se abren y empiezan a moverse... Sonrío, a veces sin saber por qué... y otras veces lloro... la mayoría, de alegría, al ver que no estoy sola, que me cuidas, que me das mi pequeña dosis de medicina (un beso en la mejilla), me arropas al dormir, y esperas impaciente a que me despierte, abra los ojos, mueva las alitas y salga polvo de hada, de ese que dicen que te hace volar.
Y cuando voy andando sola por la calle, tan sólo necesito acariciar mi amuleto, mi corazón, que me acompaña a todas partes donde voy, me tranquiliza porque está reposado, y me tranquiliza porque lo has ido curando, poquito a poco, y lo has ido mimando, impidiendo que se rompa en 1000 pedazos.
Y llego a mi casa al salir de trabajar, o de ir a clase, y mientras he cruzado el puente, mirando el agua del río y el verdor del césped, me ha parecido que me seguías, y me ibas animando a levantar un pie, luego otro, impidendo que tropiece con una raya de lápiz (como hacía de pequeña), parando el viento que sopla y me impide caminar...
Tan sólo me queda decir que gracias Sr. tiempo, a ti te dedico mis palabras de hoy por haberme hecho este regalo tan grande, mi gente, mis amigos, mi familia, y en especial tú... Pasa deprisa cuando me ponga triste, por favor, y pasa muy despacito cuando me veas sonreír y veas que mis ojos brillan. Y gracias, cielo, por dejarme ver el sol que tapaste un día nublado.
Entre algodones me tienes...

martes, 25 de mayo de 2010

Alas de escarcha

Una brisa helada recorrió este mediodía mi espalda, congelando las alitas que volvían a salir y convirtiéndolas en escarcha... ¿qué era esa brisa? Desilusión. ¿Por qué? Quizás, porque siempre espero recibir lo que doy, quizás porque esperaba un "hola Patri, ¿cómo te encuentras?" de quien no me lo ha dicho... Pero ... ¿realmente me tengo que preocupar de eso? Yo he sido siempre igual con todo el mundo y he dado todo lo que estaba en mis manos por las personas que me han importado, que no lo hayan apreciado, no hayan querido darse cuenta o no quieran agradecerlo. ¿Tengo que ser tan negativa? Hay personas que me han sorprendido, y mucho, y para bien, a todas ellas voy a nombrarlas, y a todas ellas UN MILLÓN DE GRACIAS, prometo cuidaros como vosotros hacéis conmigo.
A mis amigas, Raquel, Olga, Patri, Ares, porque siempre habéis estado ahí, aunque yo no me haya dado cuenta, haya priorizado otras cosas... pero prometo cuidaros, y cada día más.
A Cristian... qué te voy a decir, si eres un cielo... tu comportamiento a pesar de todo, siempre tan ejemplar, tan altruista, pensando en que yo estuviese bien, y no en tu complacencia o en lo que a ti te gustaría que fuese... Siempre sacándome una sonrisa con cualquier tontería y haciéndome olvidar mis problemillas durante unos momentos...
A Enric, por su apoyo, por no dejarme sola, por aguantar las largas charlas y dejarme explicarte mis quebraderos de cabeza, por venirme a buscar al Aplec, por llevarme a pasear...
A Ivan por esas comidas en el Hamburgo, la cerveza, por hacerme reír, por apoyarme siempre y por hacerme sonreír...
A mi familia... porque siempre están cuando más los necesito, por sus consejos, por su grandísimo apoyo, porque al fin y al cabo, son los que más me quieren.
A mi mami... por todo lo que hace, ha hecho y hará... es, simplemente, la mejor.
Y a todos los que no estáis en esta minilista porque me tendría que extender bastante y no tengo tiempo, pero que habéis hecho algo por mi estos días para ayudarme a sobrellevar un poco más todo esto, que no es fácil a pesar de todo, MIL GRACIAS.

lunes, 24 de mayo de 2010

Alas de Ibuprofeno

Bueno, estoy algo mejor y ya empiezan mis desvaríos xDDD.
¿Alas de ibuprofeno? ¿Por qué? Porque me siguen doliendo las muelas, y no se va el dolor, y llevo tomando ibuprofenos todo el día...
Sí, parece que esté enfadada porque me duelen las muelas, y en parte debería, pero no lo estoy :D. Si estoy viva, es porque existe un equilibrio en mi organismo, y el dolor es cierto desequilibrio biológico, y a la vez la lucha interna para superarlo. Si duele, es señal de que estoy viva, ¿y qué mejor regalo que la vida?¿ y qué mejor regalo que ver salir el sol hoy? ¿qué mejor regalo que un beso de tu madre al darle los buenos días? ¿o beberte el zumo de naranja que tanto te gusta?¿o pasear por el puente, sentir el viento y tener que cogerte la falda porque se te levanta, sonrojándote levemente y riéndote de ti misma?
Me he hecho un autoregalo, aunque realmente era algo que necesitaba :), vivir un día a tope, y comprarme algo que hacía tiempo que quería pero siempre he preferido invitar a la gente que me rodea a algo que ellos realmente necesitaban porque tenían sed, hambre, ilusión de otras cosas... pero hoy, ¡me toca a MI!
¡Y sí! El ibuprofeno lo cura todo

domingo, 23 de mayo de 2010

Alas de carton piedra


Bueno, mis alitas hoy son de cartón piedra, han vuelto a salir, pero aún no me dejan volar. El tiempo lo cura todo, y lo pone todo en su sitio, es el Sr. más sabio que conozco. Poco a poco, despacito, se irán abriendo horizontes, irán apareciendo nuevas metas, y ¿volverán mis ilusiones? de eso aún no estoy muy segura, aunque sé que alguien hará que vuelvan, tarde o temprano.
Estoy bastante cansada (Aplec), aunque no haya sido el mejor aplec de mi vida, he podido disfrutarlo un poquito, cosa que hacía tiempo que no podía. También estoy bastante fastidiada,... no sé por qué, hoy me duelen las muelas del juicio. Mi madre dice que es porque cuando paso nervios o estoy preocupada por algo lo somatizo y el dolor se va a lo que más débil está en ese momento. Creo que tiene razón.
No sé qué haría sin mi mami, la verdad, es mi principal apoyo ahora mismo. Gracias :D

sábado, 22 de mayo de 2010

Alas de papel



Hoy parece que vuelven a salir mis alas, no se acaba el mundo, sigue girando, sigue saliendo el sol, sigue haciendo calor, sigue habiendo luz en mi vida. Sin embargo, tus alas se han escondido, aunque sé que están ahí, y que pronto saldrán. Sal adelante, coge la mano de quien te la ofrece, puedes ser feliz, puedes salir adelante, eres fuerte y eres quien me ha enseñado a ser fuerte a mí, no puede ser que el maestro se hunda y la alumna no :)

jueves, 20 de mayo de 2010

Y pasa el tiempo...



Hacía días que no escribía por aquí, pero no están siendo días fáciles.
Mi corazoncito por fin tiene las ideas bastante claras... y al fin me he atrevido a decir lo que sentía. ¿Quitarme un gran peso de encima? Sí, lo he hecho. ¿Sentirme bien? También. Creo que lo necesitaba, no quería alargar más o fingir algo que no era verdad.
Ver mal a una persona que quieres... creo que duele más que darme cuenta de que las alas de mi mariposa estaban rotas. No es fácil.
Segunda oportunidad... no sé cómo saldrá, yo antes de acabar con esto quiero pasar las asignaturas pendientes y hacer todo lo posible que quería y en 7 años no he hecho. Esperanzas, realmente son nulas, o casi nulas...
No hay daño hecho en mi, han sido años muy felices, no hay heridas, estoy bien... las únicas heridas que hay es ver a alguien a quien aprecio muchísimo mal, no poder hacer nada para remediarlo, y no atreverme a dejar las cosas del todo claras, o decirle que no veo posibilidad alguna, heridas que surgen al dejarse querer otra vez y ver que no causan ningún efecto, heridas que salen al recordar cosas que creía que estaban perdidas, al recordar promesas que ni yo sabía que se habían cumplido, al confesarme cosas que en 6 años no se me habían dicho... Es tan complejo.
Ahora mismo mis alitas vuelven a salir, poco a poco, era algo que necesitaba, aunque van muy despacito, más de lo que me gustaría... ¿ilusiones? toda mi vida soñé en mi vestido de novia y en dónde me casaría, el con quien ya lo sabía... ahora los vestidos de novia me parecen repulsivos, de bodas, no quiero oír ni hablar... canciones que siempre me habían gustado ahora mismo les tengo cierto odio.
Es extraño ver todo esto y a la vez no sentirse mal, un poco extraña, pero en el fondo, bien, tranquila, libre.
Siempre me ha gustado este cantante, y esta canción creo que es nueva, aunque la letra se refiere más bien al pasado en mi caso.
http://www.youtube.com/watch?v=-ygNN2ltIe8

jueves, 6 de mayo de 2010

Alas de Cristal de Bohemia


Hoy... el día ha seguido igual...
Sólo hubo una falsa bronca laboral por la mañana...
Mis alas siguen rotas en pedacitos, como cuando se rompe una copa de cristal de bohemia, que contenía el champán que todos usamos para brindar por las fiestas y alegrías...

"Bienvenido a lo incoherente que es querer algo en lo que no puedes creer"

Alas de Cristal


Alas de cristal...

Cuando una cree que es feliz, que ha encontrado a su príncipe azul, abre los ojos... y se da cuenta de que es una rana y que no se ha transformado nunca...
Cuando una cree que es feliz y se le cae el mundo encima cuando se da cuenta de que hay muchas cosas que son de cartón cuando creía que eran de piedra...
Cuando una cree que es feliz y se da cuenta de que vive en su propia mentira...
Cuando las alas de cristal se rompen...
Cuando una se siente frágil...
Creo que estoy rota