domingo, 13 de junio de 2010

Alas de hilo de seda

Ayer me compré unos pantalones para ir a trabajar bien elegante y me iban un poco largos, así que con mi madre me he puesto a cogerles el doble...
Sí... he cosido un poco, he puesto alfileres, he pasado un hilván y ahora he cogido el hilo y la aguja y he construído ese pequeño doble que hará que mis pantalones no se arrastren.
Coser es construir, y yo a lo largo de mi vida voy cosiendo mi futuro, poco a poco y con mucho cuidado, como las hormiguitas que acumulan con mucho esfuerzo toda la comida para no pasar hambre mañana.
Hoy, mientras hilvanaba los pantalones con la aguja y el hilo blanco, haciendo grandes puntadas, me he sentido pasando un hilván por lo que en el día de mañana se convertirá en mi felicidad.
En mi vida hay grandísimas personas que se merecen lo mejor, y yo, porque las quiero muchísimo, les voy a dar lo mejor de mi, porque verlas felices a ellas me hace ser feliz a mi. Sé que ellas también me van a dar a mi todo lo que necesito, de hecho ya lo hacen. Sólo quiero cuidarlas, como hacen conmigo, y este cuidado y cariño que quiero darles es este hilván del que hablo.
Y vigilad, porque para hilvanar, también se usan alfileres, y aquél que intente hacerme daño o acercarse maliciosamente estoy segura de que se va a pinchar (jijijiijij :P).
Hoy no tengo muchas ganas de escribir...
Vuelvo a repetir esta frase que hoy se me ocurrió... y es que hoy pasando el hilván que mañana será mi felicidad... porque sí, soy feliz, me hacen feliz, y seré feliz.

我爱你。天上的月亮

¡Feliz cumpleaños, Álex!

No hay comentarios:

Publicar un comentario