lunes, 27 de septiembre de 2010

Mis alas tienen 1 año más, un cuento de hadas.



Hoy, a las 12 de la noche, cumpliré un año más. Veintitrés años, ¡y qué rápido han pasado! Cualquiera diría, al verme pasear por la calle un sábado, que soy licenciada en derecho desde hace un año con premio extraordinario de carrera y que, con los tiempos que corren, tengo trabajo de lo que yo he estudiado, donde he aprendido (porque ya hace más de un año que estoy allí) tantísimas y tantísimas cosas, y donde me estoy formando para ser la mejor en mi oficio.

Uy! ¡Qué alto aspiras! Siempre he aspirado alto, siempre he querido ser la mejor, a pesar de mi carácter dulce siempre he sido competitiva y siempre lo seré, porque me marco mis propias metas y las he ido consiguiendo. Tengo un currículum envidiable y envidiado por muchos, tengo una familia que a más de uno le gustaría estar en mi lugar, tengo unas amigas cuyo valor para mí es incalculable y a las que me gustaría poder ver cada día y apoyar en todo lo que necesiten, del mismo modo que me han apoyado ellas a mí. Tengo a mi chico... que cada día me deja sin palabras.

Bien, cumplo un año más. Toca hacer balance, como siempre, de lo bueno que he tenido este año. Y no sería un buen balance sin tratar, también, de las cosas malas. Pero antes, mejor pongámosle un título... ¿Cuento de hadas? Yo creo que sí, me parece estar viviendo un auténtico cuento de hadas.

Empecé mis 22 años con una camisa roja, acabo mis 22 años con una camisa blanca. Empecé mis 22 años con el pelo "corto", los acabo con el pelo bastante largo, rizado (mis bucles siempre me acompañan), y más claro, con unas mechas de color castaño, para darle más vida, porque yo misma ahora tengo más vida que cuando empezaron mis dos patitos. Empecé mis 22 años pesando 61kg, los acabo pesando 58. Los empecé sin hacer deporte alguno, los acabo comiendo muchísima verdura y saliendo cada domingo, cueste lo que cueste, durante una hora al menos en bicicleta (y sí, ¡me acuerdo de pedalear!).

¿Qué he vivido? He vivido una crisis económica "elefántica", realmente da auténtico miedo el porvenir de estas sociedad, ver cada día como familias y familias se van a pique, como más de una empresa no puede pagar a sus propios trabajadores, y oír hablar de brotes verdes (¡qué risa!)... Viví momentos felices acompañada de personas que ya no quieren estar, también viví momentos pésimos que hicieron que sintiera que había tocado fondo, que no tenía alas. Pero de todo se aprende, y todo pozo tiene su final, todo pozo tiene su cuerda y yo aprendí a escalar, mis amigos me enseñaron a escalar, mis amigos y mi familia me ayudaron a escalar; me he visto tomando decisiones muy importantes y complicadas que me daban pánico y sí, lo superé y con creces.

¿Y hoy? ¿Quién soy? Después de un verano algo corto pero con muchísimas sorpresas, puedo decir que soy una chica que va a cumplir 23 años MUY FELIZ, con un gran éxito académico a sus espaldas y un gran éxito académico y profesional por llegar, con un gran éxito en el terreno personal por alcanzar, con muchísimas esperanzas puestas en su propio futuro, con muchísimas esperanzas puestas en sus amigos, con más esperanzas, si cabe, en su nueva relación (por la que cada día se escapa una lágrima de emoción y de felicidad, gracias por estar a mi lado, ¡¡te quiero muchísimo!!), con muchísimos años más por vivir, ¡cada uno de los que quedan más feliz que el anterior!

Y ¿Qué puedo destacar de mis 22? Que los empecé cuando acababa de conocer al que hoy es mi chico, que ahora mismo para mí es una persona maravillosa, de la que estoy muy orgullosa, de la que me encanta ir cogida de la mano y con la que espero vivir muchísimos años más, que la quiero muchísimo, y que para mi, hoy por hoy, representa mi futuro personal :). ¡Te quiero <3!

¿Qué espero de los 23? Que sean más felices que los 22, mucha más gente nueva por conocer y que vale la pena, a mis amigos a mi lado y yo al suyo, y que mi chico siga estando muchos años más.

A todos los que habéis compartido mis 22 años conmigo, estéis o no, queráis estar o no, GRACIAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario